Al hacer el anuncio de la inclusión  de otras siete empresas bajo control de los militares cubanos en la lista negra estadounidense ─entre ellas FINCIMEX, la que administra las remesas a Cuba─ el secretario de Estado Mike Pompeo explicó que las ganancias de estos negocios militares se usan “para oprimir al pueblo cubano y financiar su interferencia en Venezuela». Eso ocurre cuando, además de constituir el sostén de la narcodictadura venezolana,  se ha documentado el papel de los militares cubanos en las torturas a los presos y detenidos políticos en aquel país.

Pero la narrativa acerca de esta medida que abrazaron tanto el régimen como parte de la prensa estadounidense se centró en que los principales afectados serían no los militares, sino aquellos cubanos que dependen de las remesas para sobrevivir. Querían imponer la idea de que el presidente Trump victimizaba a los pobres familiares en la isla, que ya bastante sufrían con la escasez. En dos palabras: una vez más el “bloqueo de EEUU” era el gran culpable.

Es falso que las sanciones contra FINCIMEX son contra el pueblo cubano

Lo que hasta el miércoles pasado ningún experto había explicado es el mecanismo por el cual más del 74 % de lo remitido a un familiar en Cuba va a manos de los militares a través de su Grupo de Administración Empresarial, GAESA. Una conferencia auspiciada por Foundation for Human Rights in Cuba encargó de ello al economista cubano y presidente de The Havana Consulting Group, Emilio Morales.

Explicó Morales como los dólares que envían los familiares no van a Cuba, sino que se envían a cuentas bancarias en el exterior controladas por los militares. De ahí van a un agujero negro del holding empresarial-militar y no es posible conocer su uso ya que Cuba, a diferencia del resto del mundo, no publica el monto y origen de las remesas.

Solo por tratarse de los dólares del enemigo, a cada 100 USD de estos envíos familiares el gobierno cubano les impone una penalidad de $10, más cerca de $3 de comisión por el cambio de moneda. La persona recibe entonces en Cuba por los 100 dólares originales 87 CUC, una moneda que no acepta ningún otro país y apenas sirve para comprar productos en las tiendas dolarizadas─ monopolio de los militares─ con precios inflados hasta el 240% de su valor de importación. Muchos de ellos son artículos básicos como el aceite de cocina y la leche en polvo, que los cubanos no tienen otro lugar donde comprar.

Remitente y receptor de remesas quedan así atrapados en la lógica monopólica de los dueños del país. La situación evoca el estribillo de aquella canción de los años 40 sobre la vida de los mineros de Kentucky, Dieciséis Toneladas: “Vendí mi alma a la tienda de la compañía”.

Para que se tenga una idea del monto del negocio, Morales calcula que desde 1993 hasta 2019 las remesas, que en un 90 por ciento proceden de Estados Unidos, han aportado $46.800 millones a la economía cubana, y de ellos $18.800 millones pasaron por las manos de los militares cubanos.

Pero GAESA es un pulpo insaciable y se apoderó también del 27 % de las acciones del monopolio de telecomunicaciones ETECSA, una empresa que vende mensualmente más de un millón 200 mil recargas telefónicas, a un promedio de 25 USD. Saque usted las cuentas. De cada dólar que usted recarga a su familiar los militares también se apoderan del 27%.

Es falso que las remesas se vayan a prohibir

Una vez que entren en vigor las sanciones a FINCIMEX, la financiera militar que trata con las agencias de giros, incluida la Western Union, el gobierno de Cuba podría pasar sus funciones a una empresa estatal pero civil, pues las medidas, que impiden a los estadounidenses hacer negocios con las empresas de la lista negra, solo se dirigen contra las firmas de las fuerzas armadas, la inteligencia y la seguridad. Pero además, explicó Morales, con 20 vuelos diarios, se mantendrían las remesas informales ─las que se llevan personalmente─ cuyo monto históricamente ha superado el de las formales, con cerca de $27.000 millones entre 1993 y 2019.

Como sucedió en 2019 cuando se limitaron las remesas a Cuba a una cifra de $333 por mes por persona, ─más de diez veces el salario medio mensual cubano─  Washington tampoco busca ahora cortar las vías de la vital ayuda familiar. En su mira están en cambio el uso que hacen los militares del dinero enviado con fines humanitarios para darse una vida de lujos y robustecer, en Cuba y Venezuela, la brutal represión que los mantiene en el poder.

La documentada explicación de Emilio Morales cambió la narrativa del asunto.

REPERCUSIÓN EN LA PRENSA DE LA CONFERENCIA DE PRENSA DE HAVANA CONSULTING GROUP Y LA FUNDACIÓN PARA LA LOS DERECHOS HUMANOS EN CUBA

La magia del Gobierno cubano: convertir 100 dólares de remesa en 25
https://diariodecuba.com/cuba/1591823628_23091.html

EE UU no busca eliminar las remesas a Cuba sino el lucro a costa de la necesidad
https://www.14ymedio.com/internacional/EE-UU-eliminar-Cuba-necesidad_0_2891710802.html

¿Qué pasará si Western Union deja de operar en Cuba?
https://www.cubanet.org/noticias/que-pasara-si-western-union-deja-de-operar-en-cuba/

EEUU no busca eliminar remesas a Cuba sino el lucro de GAESA
https://www.radiotelevisionmarti.com/a/eeuu-no-busca-eliminar-remesas-a-cuba-sino-el-lucro-de-gaesa-/266756.html

Estudio: Gobierno de Cuba se embolsa el 74% de cada dólar enviado en remesas
https://www.cibercuba.com/noticias/2020-06-10-u199572-e20037-s27061-estudio-gobierno-cuba-embolsa-74-cada-dolar-enviado

EE.UU. no busca eliminar las remesas a Cuba sino el lucro a costa de la necesidad
https://www.efe.com/efe/america/economia/ee-uu-no-busca-eliminar-las-remesas-a-cuba-sino-el-lucro-costa-de-la-necesidad/20000011-4268352

EE.UU. no busca eliminar las remesas a Cuba sino el lucro a costa de la necesidad
https://www.infobae.com/america/agencias/2020/06/10/eeuu-no-busca-eliminar-las-remesas-a-cuba-sino-el-lucro-a-costa-de-la-necesidad/

Cómo controla el régimen cubano las remesas a la isla y como le impactarían las nuevas sanciones de EEUU
https://www.infobae.com/america/america-latina/2020/06/10/como-impactarian-las-nuevas-sanciones-de-eeuu-al-control-que-el-regimen-cubano-tiene-sobre-las-remesas/