LA SITUACIÓN

En un país donde los mercados libres están desalentados, la seguridad financiera solo está disponible a través de la lealtad al partido y sus líderes.

Pero Cuba no siempre fue así. Antes del surgimiento del comunismo, el trabajador cubano entendió y abrazó la mentalidad de libre mercado. Las personas entendieron que los frutos de su trabajo no solo mejoraron sus propias vidas, sino las vidas de otros en las comunidades circundantes. Puede ser así otra vez. Pero llegar allí comienza una vez más con la educación y la inversión en los empresarios cubanos.

LA SOLUCIÓN

El programa de microcréditos de FHR Cuba tiene como objetivo brindar a los ciudadanos cubanos la oportunidad de experimentar cómo puede ser la vida en una sociedad de independencia económica del gobierno. Los ciudadanos interesados pueden acercarse a un coordinador de programas local para solicitar un préstamo comercial.

Estos préstamos se otorgan con interés cero y un calendario de pago flexible. Al proporcionar un medio para iniciar un negocio, los cubanos ahora tienen un incentivo para perseguir sus sueños personales y asegurar una mejor vida para ellos y sus familias, ya que sus ingresos promedio serán más altos de lo que el gobierno actualmente distribuye.

  • Proceso de solicitud

    Los empresarios cubanos interesados ​​llenan una solicitud simple, que luego se presenta para su revisión por un comité en los Estados Unidos. Los candidatos son evaluados en base a los siguientes criterios:

    • Reputación como una persona decente y ética que honra sus compromisos.
    • Evidencia de compromiso con su plan de negocio.
    • Un compromiso con el activismo económico en su comunidad (sin participación del gobierno).
    • Experiencia en su área de industria.
  • Distribución de préstamos

    Una vez que se seleccionan los candidatos, FHR Cuba emite un préstamo entre $ 100 y $ 600 USD para gastar en herramientas y suministros básicos necesarios para comenzar su negocio.

    • Cada mes, el empresario debe presentar los informes a un coordinador local, quien luego envía la información al comité de supervisión en los Estados Unidos.
    • Cuando se devuelve el préstamo, esos fondos se reciclan nuevamente en la comunidad al usarlos para encontrar a otro solicitante del programa de microcréditos.

EL IMPACTO

Desde su inicio, el programa de microcréditos ha ayudado a más de 70 cubanos a iniciar pequeñas empresas, en beneficio de sus familias y comunidades locales. Las industrias que han surgido en la isla gracias a este programa incluyen salones de belleza, tiendas de costureras, granjas (tanto ganaderas como agrícolas), floristas y muchos más.

¡Cada negocio creado genera empleo, proporciona recursos a la comunidad local y promueve el espíritu empresarial!

70

Número de emprendedores que se han sumado a esta iniciativa

90%

Porcentaje de participantes del programa que son mujeres

100%

Tasa de reembolso a partir de mayo de 2019

CÓMO PUEDES AYUDAR

El programa de microcréditos se ha vuelto tan popular que, por ahora, solo podemos financiar a unos pocos solicitantes. Con su apoyo, podemos continuar alentando y apoyando las iniciativas de libre mercado en toda Cuba.