La Fundación para los Derechos Humanos en Cuba se suma a la exigencia de la sociedad civil cubana de que se trasmitan en directo por la radio y TV cubanas -otorgándole también  pleno acceso a ellos a la prensa extranjera y el cuerpo diplomático-, los arbitrarios juicios que están teniendo lugar contra los acusados por manifestar públicamente su descontento el pasado 11 de julio.
El equipo de investigaciones de FHRC continúa investigando, uno por uno, a los jueces y fiscales que se están prestando para estos procesos medievales.  Sus datos públicos y personales serán puestos a disposición del Departamento de Estado de los Estados Unidos, las instancias correspondientes del Parlamento Europeo  así como de otros gobiernos y entidades internacionales que condenan los delitos en los que incurren estos acusadores al servicio de la dictadura cubana y que son violatorios del propio Código Penal cubano, así como de tratados internacionales.